¿fascitis plantar?

Cuando hablamos de “fascitis plantar” nos referimos a una patología que consiste en la inflamación aguda de la aponeurosis plantar del pie ( inflamación de la zona proximal de la fascia plantar en su inserción con el calcáneo). Es un dolor muy frecuente que aproximadamente lo sufre entorno a un 10% de la población, limitando la vida diaria o la vida deportiva.

Este proceso inflamatorio aparece sobre todo en personas con sobrepeso, por trastorno de la estática del pie, como también es muy común en deportistas debido a una tracción excesiva (o muy repetitiva) en la zona de inserción de la fascia plantar con el calcáneo, generalmente se presenta en aquellos procesos que causen inflamación de la aponeurosis y que en tederminados casos puede conllevar a la producción de un depósito de calcio formando el espolón calcáneo.

ESPOLÓN CALCÁNEO

El espolón calcáneo es el resultado y no la causa de la fascitis plantar, es una exóstosis por tracción, consecuencia de la fascitis plantar, una variante morfológica del calcáneo, que presenta una forma más picuda en el borde superior de la tuberosidad mayor del calcáneo, es una entesopatía, es decir, un trastorno de la entesis (zona de inserción de un tendón en el hueso).

TRATAMIENTO PARA FASCITIS PLANTAR

Inicialmente y dependiendo del estadio de la fascia plantar, podemos establecer una serie de recomendaciones o pautas de tipo conservador:

– No permanecer mucho tiempo de pie, pérdida de peso, utilización de un calzado adecuado que lleve el talón elevado para así relajar el sistema calcáneo-aquíleo-plantar, uso de plantillas que descargan la inserción de la fascia plantar, a las que se les puede añadir soporte en el arco medial, ejercicios de elongación (rodar una botella de agua congelada con el pie) entre otras… 

En cuanto a tratamientos más invasivos, puede llevarse a cabo infiltraciones en aquellos estadios más agudos de dolor, siendo el tratamiento más idóneo en estos casos las ondas de choque focales tanto para la litotricia (depósito de calcio en caso de espolón) así como para la regeneración de tejidos en el caso de fascitis plantar.  

El tratamiento con ondas de choque focales ecoguiadas,  es una técnica segura y no invasiva. Está indicada en múltiples patologías del sistema músculo-esquelético, como fascitis plantar (con o sin espolón), tendinopatías crónicas, calcificaciones epicondilopatías, síndromes dolorosos, pseudoartrosis, fracturas óseas con retraso de consolidación, entre otras, señalando los siguientes efectos:

Regeneración de tejidos

Las ondas de choque solamente tratan el tejido afectado, sin producir ningún efecto sobre el tejido sano circundante, estimulando la producción de colágeno, aumento del riego sanguíneo y reversión de la inflamación crónica.

evita intervenciones quirúrgicas

Su efectividad evita intervenciones quirúrgicas y el riesgo que éstas implican, siendo un tratamiento del dolor practicamente sin dolor, sin cirugía, anestesia ni sedación, permitiendo una recuperación más temprana.

Efecto analgésico

Aumento de la movilidad y la función articular. Las ondas de choque producen cavitación, consiguiendo un efecto terapeútico al tratar los dolores musculoesqueléticos.

resultados espectaculares

En nuestra clínica disponemos de 1 equipo Focal con sonda piezoeléctrica de última generación que junto a nuestro Ecógrafo Samsung obtenemos un control preciso de la profundidad, destruyendo así los depósitos de calcio, siendo la clave del éxito en todos nuestros tratamientos. Garantizando resultados espectaculares.

Pide cita! Estaremos encantados de atenderte!

  • +34 637 698 737
  • +34 966 091 265
  • info@clinicavimarsalud.com
  • Clinica Vimar Salud. Todos los derechos reservados